La meditación como herramienta para controlar el estrés y la ansiedad

... y cómo meditar puede ser muy efectivo para mantener la calma en momentos límite

En los últimos días, todos los periódicos del mundo hablan del rescate de los niños en la cueva de Tailandia, y algunos apuntan a que el hecho de que su entrenador, Ekapol Chanthawong fuese monje budista durante 10 años contribuyó positivamente a su supervivencia. Te contamos cómo la meditación puede contribuir a mantener la calma y una actitud positiva delante de situaciones (límite) y no tan límite.

1. Meditar contribuye positivamente a la felicidad

Según los estudios realizados por la Universidad de Wisconsin (EUA) sobre el monje budista Matthieu Ricard, también conocido como “El hombre más feliz del mundo”, la meditación activa  el cerebro para que fomente la generación de endorfinas vinculadas con los estados de felicidad. Este hecho ha podido ayudar a los niños Tailandeses a mantener una actitud positiva delante de una circunstancia tan adversa

2. La meditación ayuda a la relajación profunda liberándonos de las tensiones diarias

Si alguna vez has meditado sabrás que cuando meditas, entras en un estado de relajación profunda cercano a la entrada en el sueño. Esto se explica porque al meditar cambia la vibración de nuestras ondas cerebrales descendiendo de las ondas tipo Beta (las que se generan cuando estamos despiertos) a las ondas tipo Alpha, que permiten que el cuerpo se mantenga relajado pero activo. Los niños Tailandeses si practicaron la meditación en la cueva, habrían podido disminuir por tanto su nivel de nervios y ansiedad gracias, en parte a practicar la meditación.

3. La meditación desactiva las partes del cerebro vinculadas con el miedo

Según la medicina tradicional china, el miedo está vinculado con los riñones, en concreto, con las glándulas suprarrenales. Al sentir miedo estas glándulas generan unas hormonas que nos hacen sentir, más pánico y estrés ante ciertas situaciones. Entrando así en un círculo vicioso, como más miedo sentimos más ansiedad y pánico desatamos.La meditación, puede ayudarnos a sentir menos miedo siendo una muy buena aliada para salir de este círculo en situaciones extremas.
Según la medicina tradicional china, el miedo está vinculado con los riñones, en concreto, con las glándulas suprarrenales. Al sentir miedo estas glándulas generan unas hormonas que nos hacen sentir, más pánico y estrés ante ciertas situaciones. Entrando así en un círculo vicioso, como más miedo sentimos más ansiedad y pánico desatamos
La meditación, puede ayudarnos a sentir menos miedo siendo una muy buena aliada para salir de este círculo en situaciones extremas.